Consejos para reformar un piso (Parte I)

Comienza un nuevo año y con él nuevos proyectos y buenos propósitos.

En algunos de los casos ese propósito será conseguir un “nuevo look” para nuestra vivienda, que puede suponer desde un simple cambio de muebles (al estilo “redecora tu vida” de IKEA) hasta una reforma integral de la misma.

Si habéis optado por esta última opción, en este post os dedicamos unos breves consejos a tener en cuenta antes de enfrentaros a las temibles palabras: las obras.

Consejo 1: No tener miedo a las obras. Es cierto que muchas veces (sobre todo si no pertenecéis al mundillo…) las obras resultan desagradables, costosas y acaban con la paciencia de cualquiera. Por eso recomendamos rodearos de un profesional; bien sea un arquitecto o un interiorista; que os pueda asesorar, tanto en la fase de proyecto o diseño como en la dirección de la obra.

Además, en muchas ocasiones las viviendas, sobre todo si son edificios antiguos, pueden sufrir lesiones que a primera vista no se ven, como grietas estructurales o humedades, que requieren la colaboración de los técnicos especialistas.

Consejo 2: Planificación de la obra. Según un artículo de El País Inmobiliaria, una buena organización de la obra puede ahorrar hasta el 30% de los costes. Planificar el tiempo de duración de la obra, el presupuesto final y las condiciones de pago, son las claves para no llevarse sorpresas de última hora en el precio, tanto por parte de los propietarios como de los profesionales que van a llevar a cabo la obra.

“Facilita mucho todo el proceso concretar de qué dinero disponemos y qué queremos conseguir: si quieres una reforma rápida o prefieres invertir en buenos materiales”

http://inmobiliaria.elpais.com/articulo/Inmobiliaria/Claves/reformar/vivienda/sorpresas/precio//20110802claclainm_1/Tes

Consejo 3: Subvenciones. Unas veces por despiste y otras por desconocimiento, no nos damos cuenta de que podríamos habernos ahorrado mucho dinero con ayudas o subvenciones por parte del Gobierno o de la Comunidad para nuestras obras.

El Gobierno define la rehabilitación de viviendas dentro del plan de vivienda y rehabilitación 2009-2012 como las obras que se realizan para su mejora, como son las que permiten: ahorrar consumo energético, la adaptación a la normativa vigente en materia de agua, gas, electricidad, protección contra incendio, saneamiento, supresión de barreras arquitectónicas, conseguir condiciones mínimas de superficie útil, distribución interior o ampliar la superficie útil (hasta 120 metros cuadrados), modificar la distribución interior de la vivienda y/o mejorar el aislamiento térmico y acústico

Los expertos aconsejan asesorarse bien sobre todas ellas antes de realizar la obra, para poder aprovecharlas. Para ello, os dejamos el siguiente link de la web de venta de pisos idealista.com donde comentan algunas de ellas.


http://www.idealista.com/news/archivo/2010/03/18/0155015-rehabilitacion-de-vivienda-que-ayudas-hay-para-tu-casa

Consejo 4: Presupuestos. Una vez definido ha llegado la hora de pedir presupuestos, a ser posible varios, y siempre por escrito, para no llevarse sorpresas y evitar complicaciones. Para coordinas a los distintos gremios, lo mejor es agruparlos en una sola empresa, o contratar a un arquitecto o aparejador que sea el que los coordine. Y ¡ojo!, desconfía de presupuestos poco definidos, que no aclaren materiales o calidades. Para poder hacerte una idea y calcular un precio aproximado, actualmente los precios de reformas oscilan en torno a 700 €/m2 , en función de las calidades y de los acabados.

Y ya sabes, si quieres embarcarte en la aventura de la reforma de tu piso, y no quieres tener sorpresas, déjalo en manos de profesionales. Confía en MD Arquitectura y Diseño y no te arrepentirás.

http://www.monicadiago.com/contacto-solicitar-presupuesto-arquitectura-proyectos-diseno-decoracion.html

Trucos y consejos para reformar un piso (Parte II)
Ventajas de los pisos de Segunda Mano

Leave a Reply