Reforma y decoración de un piso en Madrid.

Reforma y decoración de un piso en Madrid.
El otro día os enseñaba la zona chillout que había decorado para una familia en su vivienda de Madrid. Y hoy quiero compartir con vosotros el resto de los espacios al que le dimos un “lavado de cara”.
Al tratarse de una vivienda en alquiler, no querían invertir mucho dinero en elementos que luego no se pudieran llevar a otro sitio, por lo que nos centramos en seleccionar un mobiliario estándar, en lugar de muebles hechos a medida, y una decoración que le diera personalidad al hogar.
El problema era que había un par de puntos que no nos gustaban nada del estado original, y que sí o sí había que modificar. Y estos aspectos negativos eran el suelo de la cocina y las escaleras, que eran de baldosa de barro.
Lo que sucedía era que contrastaba demasiado con el estilo que queríamos darle a la decoración de la vivienda, y con la tarima natural del resto de la casa. Así que lo que hicimos fue revestir la cocina con un material vinílico en planchas, imitando a la tarima de roble. De esta forma,  al tener sólo 2mm de espesor, no nos obligó a lijar puertas ni cambiar rodapiés. ¡¡Y quedó de maravilla!!
En las escaleras en cambio hicimos algo distinto. Las forramos con una moqueta de material vinílico, trenzado y lavable, que le da un aspecto acogedor y agradable. Así pueden ir descalzos por la casa, ya que con el suelo de barro era impensable…
Para la zona de comedor, una mesa de madera heredada de la familia nos sirvió de base para organizar el resto. De ahí que eligiéramos unas sillas Eames con brazos, que siempre quedan espectaculares colocadas en círculo, y la lámpara Bin Bang de Foscarini.
Al fondo una vitrina para la vajilla a juego y una superposición de espejos y marcos de fotos, que amplían el espacio y crean juegos de luz.

 
 
Y el otro espacio al que le dedicamos el resto de nuestra atención fue el cuarto de juegos de las niñas. Un espacio abuhardillado y con mucha luz, para recrear un “mundo imaginario” para ellas.
Así que se me ocurrió contar con Sofía de Entre las ramas, para que nos pintara un mural en la pared longitudinal de la sala de juegos. Pero para esta ocasión, para que fuera un mural más sutil, se decidió hacerlo a la inversa. Es decir, pintar toda la pared en un color piedra, para que los troncos estuvieran en blanco, y las hojas en colores pastel.
Como veréis, el resultado es más que bonito. Para complementarlo, El taller de las cosas bonitas (o sea, una servidora), les hizo a mano una guirnalda de fieltro, de los mismos colores que los que estaban pintados, y Entre las Ramas nos fabricó unas casitas de pájaros. Algunas de ellas, gracias a su posición estratégica, hacen de apliques de luz.
Ahora, cada vez que pintan o hacen cualquier dibujo, pueden colgar las “obras” entre las ramas de los árboles, bien con washi tape o bien colgados con pincitas en una cuerda. ¿No os parece una idea genial?
 
 
Espero que os haya gustado, y ya sabéis que si estáis pensando en decorar un piso o una estancia (sea infantil o no), podéis contar con nuestra ayuda.
Sólo tenéis que mandarnos un mail a arquitectura@monicadiago.com
¡¡Feliz martes!!
 
Quedamos para tomar algo.
Consejos para decorar con origami

3 Comments

  1. In_tro2
    29/01/2013

    Las Antonias nos cambiamos por estas dos niñas…nos cambiáis las habitaciones?? Por faaaaa…

    Reply
  2. suelo de madera
    24/10/2013

    Precioso! Me encanta el contraste del suelo de madera con el blanco y el resto de muebles también de madera, creo que le dan un aire muy original :) En casa hemos pensado poner un suelo de madera porque hemos visto que en Decopraktik están a buen precio y tienen la instalación gratuita en la zona de Barcelona, pero estamos dudando si ponerlo de este tono más vivo o de colores grises-blancos, que ahora también están muy de moda y quedan muy bien en los ambientes de estilo más escandinavo-nórdico. ¿Qué opinas?
    Silvia

    Reply
  3. Barquitos
    07/11/2013

    Mi hija le encantaría esta habitación!

    Reply

Leave a Reply