Una casa de verano en Noruega

Pues como seguimos con buen tiempo, yo también sigo escogiendo casas que me inspiran para esta temporada de sol, calor y ¿playa? Bueno, esto sólo para los más suertudos…

En esta ocasión no es una casa de playa propiamente dicha, pero sí una casa de verano, situada en la costa sur de Noruega, en el espectacular archipiélago deKragerø.

Se partía de un cottage existente en la parcela, construido en 1940, pero que estaba en muy malas condiciones. Así que el nuevo proyecto se construyó sobre las huellas del anterior, pero con unos nuevos condicionantes: el primero era abrirse al exterior, a las vistas del archipiélago; pero por otro lado conseguir una serie de espacios exteriores privados y resguardados de las vistas ajenas.

Además, al tratarse de una casa de verano, el cliente no quería tener mucho mantenimiento durante los meses de invierno. Para ello se opta por un revestimiento de madera natural no tratada, paredes de piedra y una cubierta vegetal de sedum.

¿El resultado? Pues a mí personalmente me gusta mucho: sobria, sencilla y realizada con materiales naturales, que le dan mucha calidez al conjunto.

¿Y a vosotros os gusta?



Casa Rita en Formentera
Una biblioteca ecológica en Tailandia

Leave a Reply